Infografía: La 10 Películas más Pirateadas de todos los tiempos

En estos días el tema piratería resuena más que en los tiempos de William Kidd gracias la polémica propuesta de ley SOPA. El hecho es que todo esto ha movilizado personas y organizaciones a favor y en contra de esta y muchas otras leyes que insisten en buscar en internet la solución a la crisis mundial. Aunque un “pirata moderno” está muy lejos de vivir en algún barco o portar algún arma letal para sus actos, estos “según empresas del cine y la música” representan una perdida mayor en ganancias de lo que pudieron soñar los antiguos bucaneros. Estos según mi punto de vista queda entre dicho desde muchos puntos de vistas, aun mas por ser creador de contenido y productos que sirven a muchos mediante descarga gratuita, sin embargo ya parece ser un hecho que el dinero que no puedes ganar se debe considerar una perdida para un empresario y ni siquiera algo que se deja de percibir.

Lo cierto es que como corporación entiendes que cualquiera de tus productos pirateado representa una pérdida para tus ingresos sin tomar en cuenta que quien no puede pagar por tu producto entra en la misma lista. Quien no tiene el poder adquisitivo no podrá adquirir el producto y es imposible catalogar esto como perdida, ya que no es dinero que no sale del bolsillo de nadie, simplemente un cliente que no pudiste captar. Así mismo se puede ver la piratería; es muchos más fácil sacar dinero de tu bolsillo para comprar una película y sentarte en el sofá de tu casa a verla cuantas veces quieras. Sin embargo la descarga pirata requiere unos pasos con cierto conocimiento de la informática para llevarse a cabo. ¡No cualquier persona está en capacidad de usar un servidor de descarga mucho menos manejar un gestor de torrents y esperar unas cuantas horas para luego manejar un conversor de formato y convertir ese archivo en un disco que pueda ver con su familia en su TV! Ciertamente es más fácil comprar la película lista para introducir en tu reproductor de DVD, el caso es que no todo el mundo tiene accesibilidad al costo de una película original y en la mayoría de los casos estas jamás llegan a todos los países.

En algunos países el sueldo promedio pueden ser unos USD 300$ y una película común sin ser taquillera puede costar el equivalente a unos USD 150$, estamos hablando de un producto inaccesible en estos casos. Esta evidenciado que en los países como USA, Canadá y España la piratería es realmente baja y esto no es casualidad, es simplemente porque está al alcance de la mayoría de la población.

Sin embargo esta infografía puede ser interpretada de muchas formas, aunque las cifras son tomadas de datos aportados por la página de torrents “torrentsfreak.com” los mismos números pueden tomarse como un indicio de lo que pudieran ser estadísticas oficiales y más completas.

Lo más curioso para mi resulta que ninguna de estas películas tuvo números negativos en sus ganancias, incluso se pudiera decir que alguno de estos números pueden representar el presupuesto anual de algún país como es el caso de Avatar que recaudo USD 2.782.275.182$ esto solo en taquilla ya que alrededor de cada una de estas películas existen franquicias que manufacturan productos como camisetas, tazas, posters y otras gran cantidad de productos que me llevaría días contar. La misma película tuvo 21 millones de descargas, en función a eso algunos pudieran decir que la productora perdió el equivalente al precio de la entrada al cine de 21 millones de personas. ¡Pero yo creo que no es así por lo antes expuesto!

Sin embargo el debate se mantiene abierto aun sobre la mesa y todavía no estamos en posición de saber cómo termina este tema de las industrias en contra de las descargas.

No Comments

    Leave a Comment